La corrección de color es un proceso artístico y técnico. Para alcanzar los altos niveles de exigencia actuales se requiere experiencia, creatividad, imaginación, tecnología, pasión, y sobre todo, compromiso con la imagen, la historia y los artistas que la han hecho. 

 

Concebimos Revercine con la premisa de ofrecer un servicio personalizado de color grading para proyectos audiovisuales de ficción, no ficción, TV, multimedia, web.